Al aire libre

En estos tiempos que nos ha tocado vivir, las celebraciones al aire libre, cobran más importancia que nunca.

Una finca muy privativa, solo para vosotros, con el calor de los más cercanos, los que realmente queréis que estén. Fuera compromisos y normas rígidas protocolarias. Se trata de volver a la esencia que sólo os la puede dar, los invitados que realmente necesitáis que estén en esos días clave en vuestras vidas.

Celebraciones al aire libre siempre con la protección de los toldos que bordean la casa y los grandes ventanales.

La casa de la tía Julita está situada en lo más alto de la ladera que bordea la ría de Ares con unas vistas maravillosas que siempre nos acompañan.

Los niños siempre con un trato especial con el montaje de su rinconcito.

En este momentos más tía Julita que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *